En defensa del miedo

Es incre铆ble como la sociedad basada en una idea absurda de virilidad ha generado una divisi贸n totalmente disfuncional de las emociones, clasific谩ndolas en positivas y negativas relacionando el sentir con debilidad o fortaleza. Este es el origen de la gran mayor铆a de problemas de salud mental que enfrentamos hoy. Es importante decir que las emociones no son ni buenas ni malas, simplemente son, los seres humanos sentimos y no podemos evitarlo, por lo tanto, los juicios de valor sobre ellas los hacemos nosotros mismos y olvidamos que cada emoci贸n tiene una raz贸n de ser, una utilidad.

Los seres humanos hemos sido particularmente injustos con la tristeza y el miedo, las juzgamos, las anulamos, hacemos todo para no sentirlas, hasta nos burlamos de ellas. La tristeza es debilidad y el miedo es cobard铆a, las relaciones fatales que hemos hecho. Ahora, la pandemia nos ha llevado a validar la tristeza, finalmente reconocimos que esta bien estar tristes, pero le hemos dado muy duro al miedo, hemos sido muy injustos con esa emoci贸n y, por tanto, con nosotros mismos.

El miedo es una reacci贸n que activa un sistema de alarma en el cerebro cuando aparece una amenaza para la vida, la autoestima, el autoconcepto o la integridad de algo o alguien significativo para nosotros, por lo tanto, es fundamental para la supervivencia. Nos hace sudar, temblar, incrementa el ritmo cardiaco, genera tanto malestar que nos puede paralizar o hacer correr con mucha fuerza, lo cierto es que nos lleva a tomar acciones que eliminen el peligro y nos devuelvan control y seguridad, normalmente es de corta duraci贸n. Si no tuvi茅ramos miedo tendr铆amos conductas tan temerarias que constantemente nos pondr铆amos en riesgo, no cerrar铆amos la puerta de la casa permitiendo que cualquiera pueda entrar.

De esta manera, el miedo est谩 presente en cada paso y decisi贸n que tomamos en la vida, cada vez que hacemos balances riesgo-beneficio la emoci贸n predominante es el miedo. Algunas personas toman m谩s riesgos que otras porque las emociones no se manifiestan ni se expresan igual en todo el mundo, pero eso tiene que ver con las estrategias de afrontamiento de cada uno, no con la emoci贸n en s铆 misma.

Ahora, pongamos esta emoci贸n en el contexto de la pandemia. Estamos enfrentando una amenaza real pero invisible, pues sabemos que nos puede matar a nosotros o a nuestros seres queridos, pero no la podemos ver, es m谩s que razonable que esa realidad produzca miedo. Pero tenemos un problema, covid-19 no es un atraco que dura dos minutos y nos da oportunidad de reaccionar y recuperarnos, sino que es una situaci贸n que se ha mantenido por m谩s de un a帽o, que no sabemos cuando va a terminar y que, adem谩s, quienes toman las decisiones est谩n llenos de incoherencias y tienen a disposici贸n unos medios de comunicaci贸n que no son de gran ayuda. De esta manera, la emoci贸n no puede ser moment谩nea, sino que se ha mantenido con nosotros por largo tiempo y cuando intentamos adaptarnos a ella ocurren nuevos cambios en las decisiones o en el medio que, en lugar de proporcionar calma y seguridad, incrementan la percepci贸n de riesgo y, por lo tanto, el miedo.

A esto se suman todas las condiciones sanitarias, socioecon贸micas y pol铆ticas que hacen parte de la experiencia. Ahora nos sentimos indefensos, tenemos mucho tiempo cuid谩ndonos, luchando con los 鈥渋rresponsables鈥, resign谩ndonos a los cambios r谩pidos que se van presentando, empezamos a sentir que la situaci贸n nos supera y que tenemos pocas herramientas para defendernos, estamos cansados y asustados.

Al mismo tiempo, estamos viendo que algunos que poseen determinados conocimientos, descalifican el temor de las personas y solo contradicen cualquier indicaci贸n que pueda servir para en lo posible cuidarse. 鈥淗isteria colectiva鈥 le han llamado a un miedo genuino ante una situaci贸n, que han denominado 鈥渟how鈥 y que para la gran mayor铆a de las personas es imposible enfrentar con certeza. Si existiera un manual para enfrentar una pandemia se aceptar铆a esa idea de 鈥渉isteria鈥, pero como no existe, como la mayor铆a no sabe ni tiene que saber de epidemiologia o inmunolog铆a, el miedo es totalmente valido, as铆 como las estrategias de afrontamiento que de se derivan de este. Todos estamos haciendo lo mejor que podemos para enfrentar la situaci贸n y sobrevivir a ella. As铆 como esta bien estar tristes, tambi茅n est谩 bien tener miedo. Hemos perdido a muchas vidas, negocios, dinero, planes, proyectos. Hemos perdido la tranquilidad y la incertidumbre se mantiene en su m谩ximo nivel. Tenemos miedo y equiparar el miedo con trastornos mentales porque unos tienen determinados conocimientos y otros no, es sencillamente irrespetuoso.

驴Qu茅 tal si dejamos de usar el conocimiento para invalidar las emociones del otro y m谩s bien lo enfocamos en exigir coherencia en las decisiones sobre el manejo de la pandemia?

馃挌Psic贸loga Feminista (Ella/She/Her) 馃Terapia de Duelo por Fallecimiento 馃挏Acompa帽amiento en Violencia Basada en G茅nero

Tambi茅n puedes leer